negocio

agosto 18, 2020

5 min de lectura

Tres aspectos de la ingeniería que cambiarán para mejor.
Tres aspectos de la ingeniería que cambiarán para mejor.

COVID-19: Tres cambios en el sector de la ingeniería

Tras mostrar una abrumadora resiliencia a pesar de la adversidad, los sectores de la fabricación y la ingeniería se encuentran entre los que cambiará irremediablemente como consecuencia de la crisis de la COVID-19.

Software de código abierto

Durante un periodo de gran dificultad, resultó muy alentador ver a tantos fabricantes apoyar iniciativas para fabricar equipos de protección individual (EPI) como pantallas de protección facial, mascarillas, ventiladores, geles higienizantes de manos y otros suministros médicos críticos.

Muchos de esos dispositivos surgieron de cierto ingenio creativo por parte de los ingenieros de diseño, como el caso de una empresa del Reino Unido que convirtió máscaras de buceo corrientes en ventiladores respiratorios para pacientes afectados por el coronavirus. No obstante, la gran mayoría de las piezas creadas por los fabricantes utilizaron diseños de código abierto fáciles de obtener, incluidos los imprimibles en 3D.

El software de código abierto no es nada nuevo, y la ingeniería ya cuenta con un dilatado historial de software libre y de código abierto (FOSS, por sus siglas en inglés) con nombres como Linux, MySQL, Apache, Eclipse y OPC-UA empleados en la creación de muchos de los sistemas industriales fundamentales que hay disponibles hoy en día. Sin embargo, se prevé que crezca la tendencia respecto a su uso en la ingeniería de diseño, tanto si se destina a herramientas robóticas o diseño y simulación de motores como a microscopios de precisión de bajo coste por impresión en 3D.

Teletrabajo

Si bien la pandemia ocasionó que prácticamente la mitad de los trabajadores del Reino Unido teletrabajaran, esta solución ha sido en gran medida imposible para las empresas de los sectores de la fabricación y el comercio minorista. En Alemania, cerca del 25 % del país está teletrabajando como consecuencia de la pandemia, lo que supone aproximadamente un 12 % más que el año anterior. Además, el ministro de Trabajo alemán, Hubertus Heil, ha presentado un proyecto de ley que otorga a los empleados el derecho legal de teletrabajar incluso después de superada la crisis.

No sorprende pues que, según una encuesta realizada por la empresa de investigación Leesman, de las 52 240 personas que trabajan en el ámbito de la fabricación y la ingeniería en el Reino Unido, el 53 % no tenga ninguna experiencia en el teletrabajo. 

Aunque quizás no sea posible que, en un futuro próximo, el personal de las empresas de fabricación pase a teletrabajar al mismo nivel que los trabajadores de oficina, sí que percibiremos el aumento en el uso de procesos remotos y software de control. Esto resultará especialmente útil en el caso de los sistemas de alarma industriales que pueden enviar avisos por SMS al personal esencial informando sobre la detección de una situación de alarma.  Los empleados pueden responder a esas alarmas y conectarse a distancia desde cualquier dispositivo, ya sea un smartphone, una tableta o un ordenador de escritorio, para rectificar el problema.

Cadenas de suministro diversificadas

La economía de China se contrajo un 6,8 % durante el primer trimestre de 2020 como consecuencia del confinamiento que supuso la COVID-19. Se trató del primer declive experimentado por el país desde 1992, al menos, y provocó un efecto dominó en las empresas de todo el mundo dependientes de los proveedores chinos.

Como respuesta, el Foro Económico Mundial expuso que «una consecuencia probable es que las empresas multinacionales diversificarán sus cadenas de suministro en el futuro, en lugar de depender únicamente de China. Es previsible que centros neurálgicos de fabricación como Vietnam, México y la India se beneficien de dicho cambio».

En cuanto a los fabricantes, resulta aún más importante que realicen ese cambio de tendencia para diversificar y descentralizar mientras fortalecen sus relaciones con proveedores de piezas industriales como EU Automation. Ser capaz de obtener rápidamente las piezas correctas, tanto nuevas como usadas, de los proveedores podría ser crucial ante trastornos como los provocados por la pandemia.

Los sectores de la fabricación y la ingeniería cambiarán irremediablemente después de los sucesos de 2020. Al adaptarse utilizando los sistemas de automatización, las prácticas laborales y las relaciones con proveedores adecuados, las empresas pueden resurgir con más fuerza.

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "mx", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]