Entrevista

1 min de lectura

Gary Cross
La combinación del SubSLAM X2 y la tecnología autónoma es lo que nos distingue en el mercado. Es el primer sistema de recopilación de datos que ofrece nubes de puntos 3D tan precisas para las reconstrucciones digitales en directo y la navegación autónoma, y no es comparable a nada en el sector.
Gary CrossVaarst

¿Podría describir brevemente Vaarst y contarnos cómo se creó la empresa?

Cross... Somos una empresa tecnológica con sede en Bristol y creamos productos para respaldar objetivos digitales en el entorno marino a través de soluciones de hardware y software que sirven para reducir los costes y el impacto medioambiental asociados con las operaciones en alta mar. En conjunto, nuestra tecnología puede rebajar el coste de los sondeos submarinos en hasta un 80 % gracias a la reducción de las dimensiones de los barcos fletados, el tiempo que pasan en el mar y el tamaño del equipo necesario para completar la tarea.

Aunque Vaarst se puso en marcha en marzo de 2021, su historia comenzó en 2015 con nuestro fundador Brian Allen. Brian cuenta con años de experiencia en entornos marinos en alta mar pilotando vehículos submarinos operados remotamente (ROV) para cualquier labor, desde la inspección de tuberías hasta la búsqueda de tesoros. Esa experiencia de primera mano le hizo concebir la idea de actualizar el uso de los ROV a través de un sistema inteligente de recopilación de datos en tiempo real retroadaptado. A partir de entonces, nuestra tecnología se desarrolló al abrigo de su empresa matriz Rovco y en 2021 nos diversificamos creando nuestra propia entidad. Vaarst ha ido prosperando y ha desarrollado nuevos métodos para que los clientes, incluidas las principales empresas energéticas, mejoren la eficiencia de sus operaciones en alta mar.

¿Cuáles son los principales productos y servicios de Vaarst?

Cross... Vaarst ofrece cuatro productos. Nuestro producto estrella es el SubSLAM X2., un sistema inteligente de recopilación de datos en tiempo real utilizado para generar datos de nube de puntos bajo el agua con un posicionamiento relativo perfecto y una precisión milimétrica. Funciona combinando un par de sensores de imagen de 4K para ofrecer imágenes en directo, imágenes a escala y modelos de nube de puntos 3D de estructuras sondeadas con el mayor nivel de precisión de medición. El SubSLAM X2 va de la mano de nuestra plataforma de transmisión en vivo en 3D, que permite a nuestros usuarios acceder a datos de sondeo y construcción en tiempo real, transmitidos mediante un enlace de datos de ancho de banda bajo a cualquier dispositivo a través de nuestra plataforma Vaarst. Esto permite a los equipos de sondeo en tierra tomar decisiones y ofrecer recomendaciones fundamentadas mientras se realiza el trabajo, al tiempo que también posibilita el trabajo a distancia en lugar de tener que estar a bordo del barco.

Los datos de vídeo recopilados y transmitidos mediante nuestra tecnología pueden durar cientos de horas. A fin de agilizar el proceso de análisis de datos, desarrollamos una plataforma que utiliza el aprendizaje automático para reconocer características clave y anomalías en los datos de imagen, como ánodos de tuberías y daños en los recursos submarinos. La plataforma clasifica los fotogramas por características, agrupando aquellos que requieren una mayor investigación y aquellos que probablemente se puedan obviar.

También ofrecemos software autónomo que permite un futuro autónomo conectado a la nube para todos los sistemas de robótica marina. Nuestra tecnología autónoma se puede adaptar a cualquier vehículo subacuático y permite a los ROV responder a preguntas clave como: ¿Dónde estoy ahora? ¿Qué hay a mi alrededor? ¿Adónde debo ir a continuación? Con esta información, el ROV puede realizar sus tareas de forma rápida y segura con una asistencia humana mínima.

¿Cuál es la principal innovación que aportan al mercado?

Cross... La combinación del SubSLAM X2 y la tecnología autónoma es lo que nos distingue en el mercado. Es el primer sistema de recopilación de datos que ofrece nubes de puntos 3D tan precisas para las reconstrucciones digitales en directo y la navegación autónoma, y no es comparable a nada en el sector.

Desde la introducción de los ROV en la década de 1970, la tecnología empleada para llevar a cabo las actividades submarinas ha mejorado, aunque básicamente ha seguido vinculada a un enfoque muy análogo. El SubSLAM X2 ha revolucionado por completo la actividad submarina relacionada con las operaciones en alta mar. Ahora que hemos mejorado sus capacidades gracias a la autonomía, el SubSLAM X2 está perfectamente posicionado para llevar a Vaarst a nuevos y apasionantes dominios.

¿Cuál es el mayor reto que tuvo que superar la empresa?

Cross... Aunque los días dedicados a probar nuestra tecnología en todo tipo de condiciones adversas han sido, cuando menos, difíciles, la percepción y aceptación de las capacidades autónomas es el mayor reto que tenemos que superar. Como mencioné anteriormente, desde la introducción de los ROV ha habido poca innovación en el sector. Convencer a quienes forman parte del sector y quienes tienen alguna vinculación con él para que adopten una nueva forma de hacer las cosas no ha sido fácil, especialmente en un negocio con múltiples niveles de contratistas y subcontratistas.

Dada la dureza del entorno de trabajo en el que funciona nuestra tecnología, los organismos reguladores correspondientes son cautos a la hora de permitir nuevas tecnologías. Como consecuencia de este escepticismo saludable, la IA y la tecnología autónoma aún no han alcanzado todo su potencial en el sector. No obstante, hemos sido capaces de desafiar el «statu quo» en beneficio de todas las partes interesadas y, por eso, nuestra empresa sigue prosperando. A medida que el sector se vuelva más receptivo y la adopción se convierta en la norma, el ahorro de costes y emisiones resultante será realmente transformador para el sector energético.

¿De qué forma se relacionan sus productos y servicios con el creciente uso de la automatización en el sector?

Cross... No creemos que el futuro de Vaarst se limite a un solo sector y un solo entorno. Dado que cada vez hay más sectores que buscan aprovechar la autonomía, el número de aplicaciones y casos de uso de nuestra tecnología seguirá aumentando. Actualmente, nuestras soluciones se implementan en el entorno marino, pero como nuestra tecnología se puede retroadaptar a cualquier robot o vehículo, es previsible que funcione en una amplia variedad de sectores verticales diferentes.

Por ejemplo, nuestra tecnología autónoma permite que los vehículos reciban instrucciones para mantener siempre una distancia mínima respecto a un objetivo designado: incluso si un piloto se dirigiera accidentalmente a máxima velocidad hacia una estructura, la autonomía entraría en juego y detendría el ROV a la distancia adecuada. Esa función sería ideal si se aplicara a un dron operado a distancia que estuviera sondeando una zona de construcción. La IA garantizaría que el dron nunca colisionara con ningún obstáculo, garantizando la seguridad de quienes se encuentren en la zona y la protección tanto del dron como del recurso que se esté sondeando.

Desarrollamos y probamos constantemente nuestras soluciones para que Vaarst esté preparada cuando llegue el momento de la plena autonomía.

Más entrevistas

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "mx", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]