industrias

octubre 06, 2021

6 min de lectura

La escasez de tierras raras y lo que implica para las líneas de producción de todo el mundo.
La escasez de tierras raras y lo que implica para las líneas de producción de todo el mundo.

Superar la escasez de tierras raras gracias a la economía circular

Un informe de Adamas Intelligence pronostica que si la industria mundial de tierras raras continúa explotando esos recursos de la misma manera, dentro de tres a cinco años la demanda superará al suministro. Se trata de una noticia preocupante para el sector de la fabricación, ya que una escasez de tierras raras afectaría a la producción de productos de alta tecnología como vehículos eléctricos y robots.

Según el autor de The Structure of Rare-Earth Metal Surface, los elementos de las tierras raras que utilizamos hoy en día surgieron de una explosión de supernova hace unos diez mil millones de años. Se encuentran en numerosos artículos que forman parte de nuestra vida diaria: dentro de las bombillas fluorescentes, en los discos duros de los ordenadores, teléfonos móviles, vehículos eléctricos y muchos otros productos de uso cotidiano. 

Físicamente, las tierras raras no son escasas. Son incluso más comunes en la corteza terrestre que muchos otros metales, como el oro, el uranio o el estaño. Sin embargo, se consideran raras porque sus concentraciones explotables son menos comunes que las de la mayoría de otros minerales. Dado que no hay forma de reproducirlos artificialmente, únicamente contamos con un suministro limitado de estos materiales y no es posible encontrar una alternativa a ellos.

Aplicaciones de las tierras raras 

Con propiedades magnéticas, catalíticas y ópticas únicas, las tierras raras se usan ampliamente en muchas tecnologías de alta tecnología y bajas emisiones de carbono, desde discos duros, vehículos eléctricos y cables de fibra óptica hasta sistemas de orientación de misiles, dispositivos médicos y tecnologías de energía limpia. 

Cinco minerales de tierras raras —el tantalio, la plata, el litio, el galio y el indio— se utilizan de manera generalizada en tecnologías modernas. Por ejemplo, el tantalio se ha utilizado habitualmente en los condensadores electrónicos de ordenadores y teléfonos móviles debido a su capacidad de almacenamiento de energía. Gracias a su baja tasa de fallos, también se ha utilizado en electrónica automotriz y aeroespacial, energía atómica y turbinas eólicas. 

El galio, otro mineral de tierras raras importante, se utiliza en su forma líquida para interfaces hombre-máquina (IHM), pantallas y paneles solares. Dado que tiene un punto de fusión bajo pero un punto de ebullición alto, se utiliza en compuestos de arsénico de galio (GaAs) y nitrito de galio (GaN) en semiconductores por sus propiedades de termotransferencia y refrigeración. 

Escasez de suministro

El complicado proceso de reciclaje y los impactos medioambientales de los minerales de tierras raras son algunas de las razones por las que escasean. Algunos minerales como el oro se pueden extraer a partir de tecnologías antiguas mediante el reciclaje. Sin embargo, es más difícil reciclar minerales de tierras raras porque el proceso, conocido como fundición, consume mucha energía, puede producir emisiones nocivas y requiere procesos de separación posteriores. 

El hecho de que hoy en día tengamos más artículos tecnológicos pero no sepamos cómo reutilizarlos o reciclarlos también contribuye a la escasez de las tierras raras.  Según una encuesta de Ipsos MORI encargada por la Royal Society of Chemistry, el 51 % de los hogares del Reino Unido tiene al menos un dispositivo electrónico que no utiliza. De ellos, el 82 % no tiene previsto reciclar ni vender sus dispositivos. Acumular tecnologías redundantes se ha vuelto aún más habitual durante la pandemia de COVID-19, cuando muchas personas se han pasado al teletrabajo y la educación a distancia

Los elementos de tierras raras se utilizan para producir imanes permanentes de alta resistencia que han permitido la producción de electrónica de consumo, como teléfonos móviles y ordenadores portátiles, así como tecnologías de automatización adoptadas en la fabricación. Por ejemplo, los servomotores dependen de materiales magnéticos que contienen neodimio y disprosio. Si no se adopta ninguna medida, el rápido aumento de la demanda de tierras raras magnéticas como el neodimio, el praseodimio, el disprosio y el terbio podría superar sus suministros en las próximas dos décadas.

Economía circular

Para contribuir a limitar el uso mundial de tierras raras, los fabricantes podrían plantearse sustituir su modelo de economía lineal tradicional por uno circular. En el modelo de economía circular, los productos y materiales se recuperan y regeneran al finalizar sus vidas útiles. De esta forma, cuando las piezas de automatización que contienen tierras raras se averíen, el abastecimiento de piezas obsoletas o reacondicionadas podría ser una solución más sostenible. 

EU Automation ofrece un completo suministro de piezas de automatización reacondicionadas y obsoletas. Para obtener más información, visite: www.euautomation.com

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "mx", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]