tecnología

marzo 24, 2021

5 min de lectura

Cómo continuar con los repartos en un entorno de distanciamiento social.
Cómo continuar con los repartos en un entorno de distanciamiento social.

Rienda suelta a los AGV

Si ha trabajado para la Canadian Broadcasting Corporation (CBC) en los últimos años, es posible que haya asistido a la fiesta de jubilación de Basher, Rasputin y los otros tres carteros robot empleados allí. Sin embargo, lejos de retirarse, los AGV modernos prometen revolucionar tanto la logística local como la de larga distancia, especialmente durante la crisis de COVID-19.

Los carteros robot, originalmente de Lear Siegler de Learjet fame, se incorporaron con mucho éxito a multitud de empresas que utilizaban documentos y correspondencia en papel. A pesar de su aspecto brutalista y su asertivo pitido, estos vehículos de guiado automático (AGV) repartieron de manera autónoma el correo por la CBC durante un cuarto de siglo y también se hicieron bastante populares entre el personal, sobre todo cuando les pusieron nombres y les dotaron de adornos.

Esta mezcla de diseño probado y extraña amabilidad hizo que los carteros robot se fabricaran, con cambios de diseño relativamente pequeños, durante casi cuatro décadas, desde 1970 hasta 2016, algo de lo que pocos robots pueden presumir. En aquel tiempo, se empleaban unos 4000 carteros robot en las oficinas de los Estados Unidos, y muchos posiblemente sigan funcionando en la actualidad.

¿Quién ha soltado a los AGV?

Los AGV han formado parte de muchos entornos industriales, de oficina y comerciales durante décadas. Además, pueden tener todo tipo de formas y tamaños, desde el sencillo robot aspirador hasta carretillas elevadoras de gran tamaño y remolcadores de contenedores. Sin embargo, los avances recientes están ampliando los límites de los AGV mucho más allá del felpudo o de los entornos industriales en los que está restringido el personal.

Tomemos como ejemplos el robot de reparto autónomo Starship o el servicio de reparto con drones propuesto por Amazon. El vehículo Starship lleva entregando productos en la ciudad británica de Milton Keynes desde febrero de 2020. Con una autonomía de 6 kilómetros, estos vehículos AGV de baja velocidad, ligeros y aptos para su uso con peatones, están demostrando que la robótica y las personas pueden coexistir de forma segura.

Casualmente, la introducción del vehículo Starship a principios de 2020 fue muy oportuna, ya que la pandemia de COVID-19 se intensificó en el Reino Unido y se instauraron normas de distanciamiento social, poniendo así de manifiesto todo el potencial de este concepto. Un ejemplo es el hotel de California en el que Rosé, su AGV encargado de entregar vino en las habitaciones, ha pasado de ser una novedad a una necesidad ante las restricciones impuestas por la COVID-19.

Para muchos negocios, sobre todo restaurantes, farmacias y otros servicios presenciales, un sistema de reparto autónomo como este permite reabrir y continuar con el negocio de forma segura, respetando las normas de bioseguridad y distanciamiento social.

¿Qué es lo siguiente para los AGV?

Si las cosas siguen por este camino, el mundo estará plagado de AGV desplazándose hacia su siguiente destino. Como dijo el hotelero californiano, la COVID-19 ha ejercido una presión increíble tanto en las empresas pequeñas como en las grandes a la hora de invertir y acelerar la adopción de los AGV.

Si bien el mercado de los AGV no es nuevo, la tendencia a emplear AGV en entornos orientados al consumidor y pequeñas empresas es ciertamente un avance reciente. En la actualidad, la mayoría de los vehículos AGV son de tecnología patentada y tienen un volumen lo suficientemente pequeño como para que el mantenimiento por parte del fabricante sea económicamente viable; sin embargo, con el tiempo, es probable que veamos que el mercado se desarrolla de forma similar al del automóvil y los talleres privados.

Cuando el mercado sea maduro, es probable que los AGV procedan de fabricantes de equipos originales, pero el mantenimiento, la sustitución y la reparación correrán a cargo de proveedores autorizados. El mercado de segunda mano, de productos obsoletos y de repuestos también se disparará a medida que las generaciones de AGV pasen a la obsolescencia con el tiempo.

Muchas de las empresas que desean emplear AGV para estos fines acabarán dependiendo plenamente de su funcionamiento (al igual que los conductores de reparto necesitan un vehículo que funcione), por lo será esencial encontrar repuestos de forma rápida cuando se averíen las piezas. Trabajar con un especialista en piezas obsoletas como EU Automation puede garantizarle el suministro y la entrega rápida de cualquier pieza nueva, obsoleta y reacondicionada que resulte necesaria para sus AGV.

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "mx", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]