automatizacion

diciembre 26, 2018

6 min de lectura

Prolongar el legado

Prolongar el legado

Es muy poco probable que en su vida diaria utilice alguna tecnología de hace 100 años, como puede ser una máquina de escribir o un gramófono. Sin embargo, un pueblo de California ha sido noticia precisamente por eso. ¿Podrían los fabricantes aprender de este ejemplo de aferramiento a tecnologías antiguas?

La bombilla centenaria de Livermore (California) se encendió por primera vez en 1901 y actualmente ostenta el récord mundial Guinness por ser la bombilla que lleva más tiempo encendida.

Aunque quizás los fabricantes no utilicen equipos con tanta antigüedad como esta bombilla centenaria, la mayoría de las instalaciones confían en equipos antiguos en sus procesos de producción. Estos equipos antiguos están hechos para durar, por lo que los fabricantes pueden llegar a utilizar máquinas que tienen de 20 a 30 años de antigüedad, incluso cuando ya han dejado de fabricarse por sus fabricantes de equipos originales (OEM).

Los equipos antiguos son fundamentales para la producción, ya que permiten (al tiempo que impiden) que los fabricantes adopten la Industria 4.0 y mantengan su competitividad en el sector. Es un error común pensar que los fabricantes tienen que comprar equipos nuevos y caros para acondicionar la fábrica del futuro. En lugar de adquirir esos equipos, los fabricantes deben plantearse de qué forma pueden modernizar sus equipos antiguos de cara a prepararlos para la Industria 4.0.

Hacer que los equipos se comuniquen

Las comunicaciones de máquina a máquina (M2M) son uno de los principales métodos que tienen los fabricantes para poner en práctica la Industria 4.0. Los equipos más nuevos se conectan a través del Internet industrial de las cosas (IIoT) para poder comunicarse, lo cual contribuye a optimizar la producción. Puede que los fabricantes descubran que los equipos antiguos no tienen la capacidad de comunicarse con otras máquinas, lo que dificulta que actualicen sus procesos.

Para evitarlo, Red Lion lanzó Data Station Plus, la cual permite la comunicación y ayuda a que los fabricantes puedan recopilar y gestionar todos sus datos. Tiende puentes entre los distintos dispositivos en serie, Ethernet y Fieldbus, a fin de liberar información procedente de PLC, accionamientos y controles de movimiento, entre otros.

Con este dispositivo, los fabricantes pueden invertir en cualquier máquina (ya sea nueva, reacondicionada u obsoleta) de cualquier OEM sin tener que preocuparse por que no se integre con el resto de las instalaciones.

Trabajar de una forma más inteligente

La tecnología básica de los motores no ha cambiado en los últimos 100 años, por lo que los fabricantes casi nunca necesitan invertir en modelos nuevos. Los motores son una tecnología notablemente sencilla, motivo por el cual los fabricantes pueden sentirse tentados a pensar que sus motores funcionarán sin ninguna complicación. Sin embargo, también son uno de los equipos con el consumo energético más alto de la fábrica, por lo que requieren funcionar de la manera más eficiente posible.

Para facilitar el mantenimiento predictivo de los motores, los fabricantes pueden adquirir el sensor inteligente ABB Ability. Estos sensores se colocan en el motor para convertirlo en un dispositivo inteligente por conexión inalámbrica que informa sobre la vibración, la temperatura y otros parámetros. Permiten que los técnicos de mantenimiento utilicen esta información para planificar el mantenimiento en función del estado de la máquina, en lugar de tener que realizar el mantenimiento en intervalos periódicos e innecesarios, lo que reduce los costosos tiempos de inactividad.

El naranja es el nuevo negro

Puede resultar difícil para los fabricantes acceder a los datos de equipos antiguos, ya que no se fabricaron en el contexto de la Industria 4.0. Sin embargo, lo que pueden hacer es comprar equipos que actualicen sus equipos antiguos y ayuden a evitar tener que sustituir todo el sistema. Por ejemplo, Orange Box de B&R es capaz de leer datos de equipos más antiguos sin necesidad de cambiar su hardware o software. Gracias a esta información, los fabricantes pueden conocer las mediciones de rendimiento de los equipos heredados e identificar los cambios que se deben realizar para el mantenimiento o la eficiencia general de los equipos (OEE) a fin de mejorar la eficacia en toda la línea de producción.

Estas tecnologías permiten a los fabricantes optimizar los equipos que ya utilizan en sus fábricas para implementar la Industria 4.0. Dado que recopilan más información sobre el estado y la eficiencia de las máquinas, los técnicos de mantenimiento pueden implementar un programa de mantenimiento preventivo para anticiparse a las averías. Posteriormente, pueden ponerse en contacto con un proveedor de piezas obsoletas para adquirir y sustituir los equipos antiguos antes de que esto repercuta en la producción.

Aunque es prácticamente imposible que encuentre equipos con cien años de antigüedad en unas instalaciones, la tecnología obsoleta de las últimas décadas puede desempeñar un papel muy importante en la Industria 4.0. Los fabricantes deben invertir en equipos que puedan convertir los equipos antiguos en dispositivos inteligentes con capacidad para comunicarse con facilidad.

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "mx", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]