automatizacion

abril 18, 2018

6 min de lectura

Potencia oral para los fabricantes

Potencia oral para los fabricantes

Desde su lanzamiento, Amazon ha vendido más de 20 millones de dispositivos Echo con Alexa, el asistente de voz activado. El dispositivo ha cambiado la forma en que realizamos numerosas tareas diarias, desde las compras hasta la recepción de previsiones meteorológicas. ¿Podría servir igual para el sector de la fabricación? 

El desarrollo de los ordenadores es cada vez más rápido y en muy poco tiempo hemos pasado de los voluminosos procesadores que encontrábamos en la década de los noventa a teléfonos móviles de pantalla plana que pueden disponer de impresionantes volúmenes de datos. Se cree que la siguiente interfaz que emplearemos diariamente será el reconocimiento de voz, por lo que los desarrolladores llevan más de 50 años perfeccionando esta tecnología.

Audrey, que se desarrolló por primera vez en 1952 en Bell Laboratories, era capaz de reconocer dígitos procedentes de una única voz. Una vez perfeccionada, la tecnología se introdujo en los smartphones, aunque quedó rápidamente relegada debido a su imprecisión. Actualmente, el reconocimiento de voz forma parte de la vida diaria, hecho que demuestra Android al estimar que, en el último año, el 20 % de las consultas fueron orales, lo que equivale a cerca de 20 000 millones de consultas orales al día.

A medida que la tecnología se vuelva más inteligente, será posible pasar de responder a consultas diarias a conversar con los fabricantes sobre sus procesos. Las máquinas de las fábricas ya se comunican entre sí, enviándose datos en tiempo real sobre su estado. El reconocimiento de voz puede simplificar aún más este proceso, mejorando la productividad y eficiencia en la planta de fabricación.

Productividad

La principal ventaja de usar tecnologías de reconocimiento de voz en la fábrica es el hecho de que los empleados podrán utilizar ambas manos. Los empleados de la fábrica tienen que llevar un control de todo lo que hacen y buscar instrucciones mientras usan ordenadores u otros dispositivos. Con el reconocimiento de voz, pueden apagar el dispositivo y concentrarse en la tarea que tengan entre manos.

Eliminar dispositivos de ciertas áreas de la fábrica, como puede ser el almacén, podría mejorar significativamente la productividad. En los almacenes, los empleados dedicados a la selección pueden usar ambas manos para organizar los productos y pedir instrucciones mediante el reconocimiento de voz.

La mayoría de las aplicaciones siguen requiriendo un dispositivo para el reconocimiento de voz. Hay dispositivos ponibles, como las gafas inteligentes, que son cada vez más populares en el sector de la fabricación y eliminan la necesidad de dispositivos de mano. Ahora, los trabajadores pueden tener la información ante sus ojos mientras realizan la tarea, aumentando así las probabilidades de completarla con precisión a la primera.

A distancia

Los fabricantes suelen gestionar plantas a las que separan varios kilómetros de distancia, y algunas de ellas están situadas en lugares remotos. Puede que los empleados de dichas instalaciones remotas trabajen solos o acudan a ellas solo para realizar labores de mantenimiento en la maquinaria.

Por lo general, durante una emergencia o avería, ese empleado llama a otra de las instalaciones para pedir instrucciones, lo que puede demorarse e incrementar el tiempo de inactividad de la planta.

Gracias a la tecnología de reconocimiento de voz, se puede ayudar a los empleados en tales situaciones, ya que serán capaces de resolver los problemas de forma más rápida y eficiente. La tecnología explorará todos los resultados posibles e indicará al empleado cuál es la mejor forma de reparar el sistema.

Los progresos en el aprendizaje automático permiten que los fabricantes y las máquinas aprendan unos de otros. El reconocimiento de voz servirá para profundizar en este desarrollo, dado que los dispositivos comenzarán a conocer a sus usuarios y acertarán cada vez más con el consejo o información que les den.

La intención de los desarrolladores es que, en un futuro, la tecnología de reconocimiento de voz pueda responder con exactitud a más consultas. Puede que sean capaces de contestar preguntas en contextos concretos, como por ejemplo, saber si la persona está realizando una tarea correctamente e incluso responder a preguntas mal formuladas.

Dado que cada vez son más las personas que introducen Alexa, Siri y otras aplicaciones similares en sus hogares, la tecnología de reconocimiento de voz mejorará para ayudar en un mayor número de tareas. Ahora que la tecnología se ha perfeccionado, los sectores como el de la fabricación pueden adoptar el reconocimiento de voz para simplificar sus procesos y comprender mejor sus máquinas.

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "mx", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]