tecnología

junio 23, 2020

5 min de lectura

Reconocimiento de voz y el sector de la fabricación
Reconocimiento de voz y el sector de la fabricación

La interfaz hombre-máquina (IHM) frente a los kioscos: nadie tecleará en el futuro

Hace años, los kioscos de autoservicio eran pura fantasía. Hoy en día, hacerse con productos y pagarlos sin necesidad de interacción humana es una actividad cotidiana. Ahora, empresas como McDonald’s están yendo más allá al invertir en tecnologías de voz para agilizar aún más la experiencia del cliente.

En muchas tiendas, aeropuertos y otros establecimientos de hostelería y comercio, la gente puede evitar fácilmente al recepcionista o al dependiente. Los kioscos de autoservicio permiten a los clientes pedir lo que desean, pagar con tarjeta e irse. En 2018, el mercado del autoservicio estaba valorado en 24 060 millones de USD y se espera que alcance los 58 410 millones de USD antes de que finalice 2024, lo que pronostica una tasa de crecimiento anual del 16,43 %.

McDonald’s ya se ha adelantado a su competencia instalando kioscos comerciales más sofisticados e inteligencia artificial compleja en su servicio de pedidos desde el coche. La cadena internacional de comida rápida compró Apprente, una empresa emergente especializada en tecnología de voz y conversación. Al igual que con Siri y Alexa, los clientes hablan a una voz automatizada que recoge su pedido, lo que ayuda a la empresa a reducir las largas colas de espera y atender a más clientes sin gastar más en recursos. 

¿Se utilizan los kioscos en el sector de la fabricación?

En la actualidad, los kioscos se emplean exclusivamente en el sector del comercio minorista debido a que están diseñados para facilitar y agilizar la experiencia del cliente. 

En el sector de la fabricación, las máquinas de autoservicio pueden parecer inútiles, dado que las necesidades de los ingenieros son muy diversas. En su lugar, los ingenieros utilizan los sistemas interfaz hombre-máquina (IHM) con pantallas táctiles interactivas que permiten a los operarios industriales y los supervisores de línea controlar diversos procesos industriales en un entorno de fábrica. El panel de control proporciona observaciones sobre rendimiento, funciones activas y otras métricas a fin de ayudar a los ingenieros a supervisar la productividad.

ATHENA es el futuro de los sistemas IHM

En el sector de la fabricación, los IHM ya son muy eficientes y eficaces. No obstante, la implantación de sensores de vanguardia, como aquellos en los que invierte McDonald’s, facilitaría las tareas de los operarios. En lugar de teclear, los ingenieros podrían hacer preguntas sin tener que quitarse los guantes, lo que en ocasiones ralentiza los procesos de producción debido a que la pantalla táctil no es capaz de registrar las instrucciones de usuarios con guantes.

La empresa emergente iTSpeeX está invirtiendo en tecnología de voz para cambiar la forma en que los ingenieros interactúan con los IHM. ATHENA es la primera tecnología universal de asistencia accionada por voz que se ha diseñado específicamente para el sector de la fabricación. 

«Al desarrollar ATHENA, iTSpeeX pretendía ayudar a los fabricantes a mantener su compromiso con los operarios», explica Dan Bagley, arquitecto jefe de iTSpeeX. «ATHENA representa el tipo de innovación que nuestro sector necesita para atraer a una nueva generación de operarios y conducir al sector de la fabricación hacia un futuro brillante».

ATHENA permitirá a los operarios interactuar con herramientas mecánicas mediante comandos de voz sencillos. La tecnología también cuenta con capacidades integradas para controlar la máquina, solicitar informes de estado, calcular mediciones clave y orientar a los operarios respecto a una amplia serie de procesos y actividades. Los ingenieros pueden usar esta información para mejorar la productividad, controlar el estado de las máquinas y planificar el mantenimiento en cuanto la interfaz detecte problemas.

Gracias a los sistemas de reconocimiento de voz como ATHENA, usar máquinas de IHM podría resultar tan fácil como comprar una hamburguesa en un McDonald's. Invertir en tecnologías basadas en voz podría mejorar la interacción de los ingenieros con las máquinas de IHM, logrando así que su trabajo resultara más sencillo, más rápido y más eficiente.

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "mx", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]