negocio

febrero 28, 2018

6 min de lectura

Generar innovación

Generar innovación

En 2017, el Gobierno del Reino Unido dio a conocer su Estrategia industrial, destinada a convertir al país en la nación más innovadora para 2030. También anunció una financiación encaminada a aumentar la investigación y el desarrollo (I+D) en un 2,4 %, y prometió 775 millones de GBP más para el Fondo para la Estrategia industrial. La inversión pretende servir para impulsar la innovación en el Reino Unido, desarrollando nuevos productos y mejorando las ofertas existentes en el mercado. 

Según el Índice de innovación global de 2017, el Reino Unido se sitúa como quinto país más innovador, lo que indica que aún le queda cierto camino por recorrer hasta convertirse en líder mundial. El Reino Unido se vanagloria de tener un sólido sector de I+D, que representa el 3,2 % del gasto en I+D a nivel internacional, a pesar de que el país comprende tan solo el 0,9 % de la población mundial.

Según Innovate UK, este gasto que realizan empresas y universidades hace posible publicar cerca de 140 000 artículos al año, lo que supone el 16 % de los documentos académicos más influyentes del mundo y un 10,9% de citas de patentes a nivel mundial.

Se trata de una noticia positiva para el Reino Unido, ya que las empresas necesitan innovar para sobrevivir. El I+D conduce a nuevos productos y servicios innovadores, así como a nuevas formas de usar las tecnologías existentes, como puede ser la inteligencia artificial. La mejora en las ofertas ofrece a las empresas una plataforma desde la que incrementar las ventas y el crecimiento.

Habitualmente, se parte de la creencia de que son las empresas tecnológicas emergentes las que innovan, alterando el mercado actual con el uso de nuevas tecnologías, de la misma forma que lo han hecho Uber y Airbnb en el sector del turismo. Para las grandes empresas, es igual de importante innovar e invertir en el desarrollo de productos si pretenden adaptarse a la evolución de un mercado competitivo.

Financiación

La investigación y el desarrollo pueden resultar tremendamente útiles, pero también requerir muchísimo tiempo y dinero, lo que puede dificultar que las empresas, especialmente las pymes, puedan financiar proyectos. Dependiendo de la investigación que se esté llevando a cabo, existen diversas formas para que una empresa obtenga financiación.

Una vez que una empresa se ha decidido por un proyecto de investigación, si no es financiando el propio proyecto, se puede asociar con un centro de Catapult, como el centro de tecnologías de fabricación en Coventry. Dichos centros están diseñados para agilizar la innovación de la fabricación en el Reino Unido con el fin de impulsar el crecimiento económico, brindando a las empresas acceso a conocimientos y equipos para materializar los proyectos.

Además de los centros Catapult, también se dispone de los consejos de investigación, Innovate UK, los organismos gubernamentales locales y el programa Horizon de la UE como fuentes de financiación para la innovación. Las empresas se pueden servir de ellos para acceder a competencias e instalaciones que, de lo contrario, podrían ser demasiado caras de obtener.

La Administración de Hacienda y Aduanas del Reino Unido (HMRC) ofrece desgravación fiscal para I+D, disponible para las pymes y grandes empresas, aunque es más generosa con las pequeñas empresas. Si se cuenta con un proyecto destinado a promover la comprensión y los conocimientos de la industria, la empresa podría optar a participar en este programa.

Cuidado con la brecha

Para llegar a ser una nación líder en investigación y desarrollo en el mundo, el Reino Unido necesita una mano de obra creativa y cualificada. Por el momento, existe una gran dificultad a la hora de encontrar ingenieros que se estén incorporando a la profesión. Dar prioridad a incrementar el número de jóvenes que accedan al mundo profesional de la ingeniería y la fabricación, además de mejorar las competencias de la mano de obra existente, es fundamental para la competitividad del Reino Unido.

Para lograr que el Reino Unido sea la nación más innovadora de aquí a 2030, las empresas tienen que dar el salto, invertir en investigación y desarrollo y, lo que es más importante, invertir en su propio personal. La mano de obra de hoy en día será responsable de las innovaciones que cambiarán el mañana, y si aprovechan toda la financiación y los programas de formación a su disposición, no hay duda de que impulsarán al Reino Unido hasta las primeras posiciones de la clasificación mundial.

 

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "mx", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]