tecnología

septiembre 07, 2021

6 min de lectura

Tecnologías táctiles para cobots
Tecnologías táctiles para cobots

El sentido del tacto

Los cobots ya se han desarrollado hasta tal punto que lo único que los diferencia de los trabajadores humanos son las habilidades sociales. Desarrollar capacidades adaptativas, como la toma de decisiones o la resolución de problemas, en los cobots es todo un reto para los ingenieros, pero el progreso resulta inevitable. Con sensores, actuadores y software de vanguardia, los cobots ya son capaces de experimentar sensaciones físicas que les permiten sentir e identificar el objeto que se está tocando.

Desde el primer cobot en 1996, diseñado para aplicaciones básicas de recogida y colocación y que se comunicaba con el operario utilizando resistencia al movimiento, los cobots han recorrido un largo camino en aras de apoyar el trabajo de los humanos de forma segura. Ahora pueden detectar objetos y personas en su entorno utilizando sensores de visión y ralentizar su marcha o dejar de funcionar en caso de un contacto accidental.

Los cobots modernos también tienen la capacidad de adoptar medidas correctivas y minimizar los riesgos, pero los modelos sofisticados dan un paso más allá e imitan una resolución de problemas similar a la de los humanos. Las tecnologías de detección táctil están evolucionando rápidamente para aumentar tanto la aplicabilidad como la seguridad de los cobots, especialmente en aplicaciones exigentes que requieren la manipulación de materiales delicados de forma segura y precisa, como la atención sanitaria.

Prevención de colisiones

Actualmente se utilizan varios sensores táctiles en los cobots, entre los que se incluyen los tipos piezoeléctricos, piezorresistivos, capacitivos y elastorresistivos. Las tecnologías piezoeléctricas se emplean para recopilar datos de las articulaciones del cobot y transmitirlos al controlador. Por otro lado, los sensores capacitivos pueden actuar como sensores de proximidad, lo que permite que el cobot ralentice su marcha cuando detecta la presencia de un obstáculo.

La mayoría de los sensores de detección se colocan fuera del cobot, como los sensores de área, que permiten que la máquina ralentice su marcha o se detenga cuando hay trabajadores humanos cerca. Aunque aún puedan producirse colisiones, estas tecnologías garantizan que el impacto se minimice. Para que la navegación sea más fiable, los sensores táctiles pueden integrarse en el extremo del brazo del cobot, tal como funcionaría un brazo humano, y dotarse de inteligencia artificial a fin de evitar colisiones en todo momento y permitir así el movimiento más eficiente del cabot.

Manejo preciso de objetos

Los sensores táctiles también se pueden utilizar para identificar las características de los objetos y reconocer defectos y cambios. Por ejemplo, las primeras investigaciones de la USC Viterbi School of Engineering emplearon sensores táctiles integrados con líquido conductor para simular el tacto humano, lo que produjo un robot que diferenciaba la textura de la lana de la del algodón.

Los sistemas modernos de detección táctil utilizan sensores táctiles para recopilar información diferente sobre un objeto, como la forma, el tamaño y la textura, y transmitir una señal eléctrica al controlador. A continuación, miden las características reales de los objetos, presentando así información precisa, lo que resulta útil para la detección de defectos a un nivel más profundo, ya que permite detectar problemas con la textura de los objetos.

Estos sensores también son valiosos para la colocación precisa de objetos, cuando se cargan piezas en una instalación para el plegado con máquinas. La tecnología de detección puede encontrar la ubicación exacta de la pieza y corregir cambios en la posición o el tamaño de la materia prima mediante la medición de la fuerza de inserción.

Gracias a una sensación de tacto más eficaz, los cobots se pueden utilizar en aplicaciones en las que interactúan con objetos más frágiles o deformables. Una posibilidad podría ser utilizar la tecnología táctil en los cobots quirúrgicos para mejorar la exactitud y precisión. Para conseguirlo, es necesario integrar varios sensores táctiles utilizando la IA y el aprendizaje automático.

Los avances en los sensores táctiles para los cobots permiten a los humanos y a las máquinas realizar tareas cada vez más complejas en un entorno colaborativo para lograr una mayor productividad y precisión. Un entorno de trabajo ágil que aproveche los puntos fuertes de la automatización es clave para conseguir el éxito de una empresa. En EU Automation, promovemos el desarrollo de tecnologías de automatización y ayudamos a los fabricantes a reducir los tiempos de inactividad al suministrar componentes de forma segura y puntual.

Obtenga más información sobre nuestros servicios en www.euautomation.com

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "mx", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]