industrias

enero 17, 2019

6 min de lectura

¿Cuáles son las tendencias?

¿Cuáles son las tendencias?

En 2018, KFC se quedó sin pollo, enviamos un coche al espacio y todos tuvimos que decidir si escuchábamos Yanny o Laurel en un clip de audio. Ahora que empezamos un nuevo año, podemos esperar muchas cosas, sobre todo en el sector de la fabricación. Cada nuevo año aporta nuevas tecnologías y procesos que aumentan la digitalización y mejoran nuestros resultados.

En 2018, los fabricantes se han centrado en aplicar las tecnologías de la Industria 4.0, entre ellas, la automatización, los dispositivos del internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y el software sofisticado para optimizar la cadena de suministro y mejorar la productividad.

Ahora que entramos en el 2019, los fabricantes deberían analizar cómo pueden usar la tecnología para mejorar la forma de interactuar con las necesidades cambiantes del consumidor y del sector.

Seguir al cliente

Tanto en los mercados comerciales como industriales, los clientes quieren que los productos más novedosos se entreguen con mayor flexibilidad y a un coste menor. Para satisfacer la creciente demanda, los modelos comerciales Todo como Servicio (Xaas) son cada vez más populares.

Los fabricantes se están beneficiando de trabajar con empresas que ofrecen Software como Servicio (Saas) o Plataforma como Servicio (PaaS) para mejorar la productividad sin tener que incurrir en los cuantiosos gastos que supone cambiar o actualizar sus procesos. En cambio, pueden acceder a un sistema ya establecido desde cualquier lugar de las instalaciones. Estos servicios pueden incluir entornos de trabajo virtuales para mejorar la colaboración, así como servicios que garantizan que los documentos se puedan guardar y acceder de forma eficaz y segura.

Integración

En los últimos años, los avances en los dispositivos del internet de las cosas (IoT) y en la conectividad han permitido que los fabricantes desarrollen sistemas de fabricación más inteligentes. Estos avances y la creciente popularidad de la informática en la nube permiten que más fabricantes integren su tecnología de la información (TI) y su tecnología operativa (TO).

Los fabricantes pueden fusionar la TI y la TO para agrupar datos de la planta de fabricación con otras áreas del negocio, como el conocimiento de los clientes, lo que les permite acceder a datos empresariales en tiempo real para aumentar la visibilidad en toda la cadena de suministro. Posteriormente, los fabricantes pueden usar esta información para tomar decisiones.

Conectar más dispositivos al IoT puede ayudar a los fabricantes a centrarse en la consecución de procesos de fabricación más inteligentes, sin tener que invertir en un sistema totalmente nuevo. Los fabricantes pueden modernizar los equipos existentes con sensores inteligentes para recopilar datos en tiempo real sobre el estado de los equipos heredados. El acceso a información sobre el estado de la máquina ayudará a los fabricantes a detectar fallos en las máquinas, dándoles tiempo para encargar un repuesto a un proveedor de piezas de automatización de confianza antes de que se inicie un periodo de inactividad.

La opción ecológica

En 2018, programas como Planeta Tierra y las conversaciones globales sobre el cambio climático sirvieron para abrirnos los ojos y darnos a conocer nuestro impacto medioambiental. En la actualidad, los clientes, los organismos de comercio y los Gobiernos son más conscientes del impacto medioambiental de los productos de una empresa.

Los fabricantes deben evaluar sus procesos para determinar dónde pueden reducir el consumo energético, los residuos o la contaminación. Para reducir de forma eficaz los residuos sin comprometer la productividad y la calidad del producto, los fabricantes pueden instalar sistemas de calefacción y aire acondicionado de bajo consumo, a fin de reducir los residuos generados como subproductos y mejorar la reciclabilidad de los productos. Las empresas también pueden aprovechar la economía circular para garantizar que se obtiene el máximo aprovechamiento de sus recursos.

Los grandes fabricantes, como Toyota, llevan años promoviendo principios de fabricación más eficientes. El fabricante automovilístico sigue el modelo Justo a tiempo, un método en el que el próximo paso de un proceso únicamente comienza cuando finaliza el anterior. Esto evita la realización de tareas innecesarias si se produce un fallo en la cadena de montaje o una avería.

El 2019 viene repleto de oportunidades de mejora, ya sea asegurándonos de que una cadena de comida rápida tenga suficiente pollo o reduciendo la huella de carbono de la línea de producción. Cada vez son más los fabricantes que digitalizan sus procesos, por lo que deberían tener en cuenta cómo usar sus equipos actuales para reducir el consumo energético, hacer un mejor uso de sus datos y adaptar sus servicios a las necesidades de sus clientes.

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "mx", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]