tecnología

octubre 20, 2021

5 min de lectura

Cómo afrontar el temor a las tecnologías emergentes.
Cómo afrontar el temor a las tecnologías emergentes.

Cruzar el valle inquietante

La teoría del valle inquietante fue introducida por el experto en robótica japonés Masahiro Mori en 1970 para explicar la respuesta emocional de miedo e incluso repulsión ante los robots que se parecen a nosotros, aunque no sean del todo humanos. Este es solo un ejemplo de reacción negativa a las tecnologías emergentes, pero existen temores similares con otras tecnologías de vanguardia.

La gente puede temer lo desconocido y mostrarse reacia a abandonar la realidad existente. Por ejemplo, los trabajadores de una línea de producción podrían temer ser reemplazados por cobots. Un informe de la empresa de análisis Oxford Economics predijo que para 2030, hasta 20 millones de puestos de trabajo en el sector de la fabricación en todo el mundo serán sustituidos por robots. Por otra parte, el mismo informe hace hincapié en que este cambio no solo impulsará el crecimiento económico, sino que también creará más puestos de trabajo para los trabajadores humanos.

A pesar de estas ventajas de las tecnologías emergentes, las personas siguen mostrándose reacias a aceptar la nueva realidad. Así pues, ¿qué pueden hacer los fabricantes para cambiar esta percepción en la industria?

Presentar las ventajas

Cada nueva ola de automatización, desde la invención del motor de vapor hasta la llegada de los ordenadores, ha generado el temor de que la tecnología iba a cambiar el mundo a peor. A pesar de estos temores, cada revolución industrial ha supuesto una gran cantidad de ventajas, incluidos más puestos de trabajo y crecimiento económico. Se espera que la cuarta y la quinta revolución hagan lo mismo.

Una forma de cambiar la opinión de las personas sobre las tecnologías emergentes es presentarles las ventajas más obvias. Por ejemplo, los nanorobots son clave para resolver muchos problemas en el campo de la medicina, como la eliminación de infecciones bacterianas en cuestión de minutos o la prolongación de la vida humana mediante la curación de enfermedades a nivel celular que afectan al envejecimiento. Estos pequeños robots no sustituirán a los médicos, sino que les ayudarán a trabajar de forma más eficiente.

En el ámbito de las fábricas, la nanotecnología está inspirando el desarrollo de un aprendizaje automático ultraeficiente que mejorará el mantenimiento predictivo para identificar los fallos con mayor antelación y precisión. De este modo, se reducirá aún más el tiempo de inactividad imprevisto de las máquinas, ya que los responsables de planta y los ingenieros pueden pedir los repuestos a un proveedor de piezas industriales antes de que se produzca una avería, ahorrando así tiempo y dinero.

Educar a los trabajadores

Cuando se produce una transformación, es normal que los trabajadores se sientan recelosos. Para preparar a los empleados, los fabricantes deben abordar todos los temores y explicar el proceso de transición. Según un informe de McKinsey, es 3,5 veces más probable que los trabajadores consideren que un cambio tecnológico es positivo si se les presentan sus resultados con antelación. Conocer los objetivos empresariales y los pasos para alcanzarlos puede ayudar a las personas a comprender por qué se necesitan tecnologías inteligentes.

Del mismo modo, los fabricantes podrían ofrecer a sus trabajadores recursos de autoayuda, como guías de aprendizaje o seminarios web, para instruirlos en el manejo de las tecnologías emergentes. De esta forma, empezarán a sentirse capacitados para aceptar la transformación y ser parte activa de ella. Esto es especialmente importante para los trabajadores de más edad, que son más propensos a temer al cambio, pero cuyas habilidades y conocimientos son recursos valiosos para los fabricantes. Enseñarles las ventajas de las nuevas tecnologías y cómo trabajar con ellas hará que se sientan más seguros, cómodos y valorados.

El avance de la tecnología se produce a un ritmo vertiginoso y los fabricantes pueden decidir si lo adoptan o lo ignoran. Una buena estrategia para seguir siendo competitivos y aumentar la productividad consiste en motivar a sus trabajadores para que acepten las nuevas transformaciones. Ha llegado el momento de cruzar el valle inquietante para adentrarse en la era de la gran transformación digital.

Si desea estar al corriente de las últimas noticias sobre tecnología y fabricación, visite nuestro Centro de conocimiento.

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "mx", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]