automatizacion

septiembre 13, 2017

6 min de lectura

Cómo mejorar la trazabilidad en la cadena de suministro

Cómo mejorar la trazabilidad en la cadena de suministro

Los supermercados de todo el Reino Unido están retirando miles de alimentos que contienen huevo tras conocerse las noticias sobre la contaminación. Sin embargo, la industria alimentaria no es la única que se ve afectada por la retirada de productos. Las retiradas pueden resultar caras y dañinas para muchos sectores, ya que los productores y fabricantes parecen menos fiables. 

En el verano de 2017, la Agencia de Normas Alimentarias (FSA, por sus siglas en inglés) descubrió que se habían distribuido en el Reino Unido más de 700 000 huevos contaminados procedentes de granjas holandesas y belgas. Como el destino final de cada huevo era incierto, se tuvieron que retirar de los supermercados miles de ensaladas, sándwiches y otros alimentos que contenían huevo.

A través de la automatización de los procesos de seguimiento y trazabilidad, los fabricantes pueden controlar el origen, el estado y la ubicación de los productos a la vez que cumplen las normas del sector. La tecnología automatizada mejora la visibilidad en la cadena de suministro y optimiza la producción con el fin de evitar retiradas de productos.

Además de cumplir la normativa, los fabricantes pueden aumentar la satisfacción de los clientes y generar una cadena de suministro rentable mediante la inversión en tecnología. Con un mayor seguimiento y trazabilidad, los fabricantes pueden lograr entregas justo a tiempo (JIT) y una producción ajustada. Ambos procesos promueven una fábrica sin residuos, evitando que los productos defectuosos salgan de la fábrica y reduciendo los residuos en general.

Seguimiento o trazabilidad

El seguimiento y la trazabilidad son dos procesos distintos, aunque ambos importantes, en la fabricación. El seguimiento supervisa el movimiento de un producto a lo largo de las distintas etapas del proceso de fabricación. Abarca principalmente la supervisión de la ubicación del producto, en qué lugares ha estado y el tiempo que se tardó en fabricarlo.

Por otra parte, la trazabilidad muestra la autenticación del proceso de fabricación, identificando el origen y las condiciones del producto. La prevención de riesgos y la garantía de calidad requieren de la trazabilidad, la cual demuestra que los componentes del producto se han obtenido y ensamblado de acuerdo con los requisitos del cliente.

El aumento de la visibilidad en estos dos procesos resulta beneficioso tanto para los fabricantes como para los clientes. Los fabricantes pueden optimizar la producción para lograr una cadena de suministro más rentable. Además, los clientes están seguros acerca de la calidad del producto, ya que pueden ver dónde se obtuvo el producto, cómo se elaboró y cómo se entrega.

RFID

La identificación por radiofrecuencia (RFID) es la principal tecnología que los fabricantes utilizan para rastrear y realizar un seguimiento de los productos. La tecnología RFID utiliza ondas de radio para lograr la comunicación entre una etiqueta, que cuenta con un microchip y una antena, y un dispositivo de lectura.

Estas etiquetas contienen información almacenada electrónicamente sobre el producto (como su origen, ubicación y disponibilidad) que el fabricante puede leer y adaptar.

Cada producto recibe un código único, de manera que se puede realizar el seguimiento de los productos individuales a lo largo del proceso de suministro, ensamblaje y entrega. No obstante, también se pueden leer simultáneamente varias etiquetas para realizar un control eficaz de los lotes de productos.

Las etiquetas RFID resultan útiles para controlar y proteger las existencias de los productos. La trazabilidad de los productos desde su origen también permite a los fabricantes supervisar la calidad del producto y su vida útil para eliminar los artículos defectuosos. El mayor grado de visibilidad que aportan la trazabilidad y el seguimiento mediante etiquetas RFID contribuye a que los fabricantes puedan ofrecer a sus clientes productos rentables y de alta calidad.

E-Kanban

Kanban es un sistema de organización utilizado por primera vez por Toyota para lograr entregas justo a tiempo. Esto respalda a la línea de producción y permite a los fabricantes gestionar visualmente el trabajo.

Los fabricantes pueden reducir los residuos implementando un sistema Kanban electrónico sin papeles (eKanban). Con ello, todos pueden ver el flujo de trabajo y la producción, así como editar el sistema en tiempo real para reducir el riesgo de errores.

El mayor grado de visibilidad de la calidad y los procesos de los productos permite optimizar la producción tanto en la planta de fabricación como en la gestión. La fabricación eficiente reduce los residuos y previene las retiradas debidas a productos defectuosos, evitando así escándalos como el de los huevos contaminados.

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "mx", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]