automatizacion

octubre 05, 2017

8 min de lectura

Ascender puestos en el mundo de la automatización

Ascender puestos en el mundo de la automatización

Como el mayor exportador de productos manufacturados del mundo, muchas empresas confían en China para el suministro de productos rentables. Pero, ¿no deberíamos fijarnos en países más pequeños que ofrezcan productos de alta calidad a precios bajos? 

Los tres principales países que lideran el ámbito de la fabricación llevan las últimas décadas manteniéndose más o menos igual. Los EE. UU., China y Alemania han continuado su evolución en la exportación de grandes cantidades de productos al resto del mundo. Para seguir en las primeras posiciones, estos países han adoptado la automatización, han optimizado sus procesos de fabricación y han hecho progresos en cuanto a su producción.

Gracias a sus sólidas economías y a su alta densidad de población, todo apunta a que estos países seguirán siendo líderes en los sectores de la fabricación y la automatización en los próximos años. Sin embargo, conforme la industria crece, están comenzando a surgir países más pequeños para competir en ella.

Norteamérica y Sudamérica

Según las informaciones, las ventas de robots en Latinoamérica ascienden a cerca de 2000 millones de dólares al año. Países como Chile, Argentina y México están aprovechando la reciente estabilidad política para invertir en automatización.

Muchos países de Sudamérica están experimentando un empuje gracias a la fabricación. Por ejemplo, en Chile, la fabricación contribuye a cerca del 16 % del producto interior bruto (PIB) y más del 14 % de la población laboral desempeña un puesto dentro de este sector.

Los Estados de América del norte también se están fijando en el sur para mejorar su sector de la fabricación. Como undécima potencia económica mundial, México destaca en un amplio abanico de industrias, como la aeroespacial, la automovilística y la alimentaria. El sector de la automatización en México crece con rapidez, algo que quedó demostrado con la venta de más de 6320 unidades robóticas en 2015, lo que triplicó las cifras anteriores.

México también está buscando ampliar su presencia en la industria de la fabricación mundial aumentando el crecimiento empresarial. El país es la primera nación de habla hispana que se asociará con Alemania en la feria Hannover Messe de 2018. México pretende mostrar sus nuevas tecnologías y reforzar sus relaciones comerciales internacionales en esa feria.

Europa central

Los países del Europa occidental, como el Reino Unido y Alemania, se consideran los líderes de fabricación europeos. Sin embargo, algunos países de Europa central cuentan con economías de rápido crecimiento gracias a su inversión en el sector de la fabricación. Polonia, por ejemplo, ha triplicado su economía a lo largo de la última década.

Las exportaciones manufacturadas contribuyen al 33 % del PIB de Polonia, en contraste con una media de un 22 % en las otras naciones emergentes. Con una población que supera los 40 millones, se están creando más empleos para satisfacer la demanda del sector y respaldar el crecimiento de la economía.

Polonia pretende reducir las diferencias entre el país y Europa occidental en el sector de la fabricación, invirtiendo en automatización, como por ejemplo, en líneas de producción controladas por ordenadores y robots industriales, para optimizar la producción.

Su mayor presencia en la industria de la fabricación se puso de relieve con la invitación para ser el país socio de la feria Hannover Messe de 2017. Al ser uno de los mercados de más rápido crecimiento en automatización, este país es uno de los socios comerciales más lucrativos para Alemania.

Los fabricantes de Polonia esperan mejorar aún más el sector y automatizar un mayor número de fábricas. Actualmente, solo el 15 % de las fábricas están completamente automatizadas, pero hay un 76 % que lo están parcialmente. Por ello, el país tiene margen para escalar puestos.

Los cinco magníficos

La región de Asia-Pacífico es uno de los principales actores en el sector de la automatización, donde Japón y China dependen de fábricas automatizadas para garantizar una industria de fabricación fructífera. Hay países más pequeños que están comenzando a invertir en tecnología para experimentar los beneficios y lograr que sus economías crezcan.

Se prevé que un grupo de países, conocidos como los cinco magníficos, evolucionen con rapidez hasta convertirse en competidores dentro del ámbito de la fabricación durante la próxima década. Malasia, la India, Tailandia, Indonesia y Vietnam pretenden invertir en automatización para ofrecer al mundo mano de obra barata con resultados de gran calidad.

El objetivo de estos países es reemplazar a China como destino para una fabricación de productos de calidad y de bajo coste. Según el Índice de Competitividad de Fabricación Global, se prevé que los cinco países formen parte de los 15 más importantes en el sector de la fabricación antes de 2020. Aunque estos países aún no han automatizado sus fábricas por completo, se espera que el sector siga creciendo conforme van adoptando más robótica.

Cada uno de ellos sobresale en diferentes ámbitos de la automatización. La economía de la India, por ejemplo, se basa en el sector informático, que es el mayor contribuidor al empleo privado del país. Entre 2013 y 2014, India exportó servicios de TI y software por un valor superior a los 167 000 millones de dólares estadounidenses. Las previsiones para el sector apuntan a más mejoras, ya que la calidad de vida sigue aumentando en el país.

Malasia pretende adoptar más tecnología avanzada para materializar la cuarta revolución industrial en su propio país. El Gobierno malayo está promoviendo que las empresas inviertan en automatización mediante incentivos monetarios para apoyar tanto a empresarios como a trabajadores. El país ha puesto sus esperanzas en que esta ayuda haga de Malasia el centro de la fabricación inteligente y le permita competir con China para ofrecer fabricación a bajo coste a nivel mundial.

A estos países aún les queda un largo recorrido por delante si quieren competir con gigantes de la fabricación como China y los EE. UU. No obstante, el rápido aumento de la automatización en estos países apunta a que el sector de la fabricación global bien podría tener una imagen completamente distinta en unas cuantas décadas.

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "mx", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]