Revisar su estrategia de obsolescencia

Revisar su estrategia de obsolescencia

Le ofrecemos un resumen de los siete pasos de EU Automation para gestionar la obsolescencia. Si los sigue, no se equivocará:

1       Auditar el sistema inicial
Evaluar la antigüedad de su equipo, cuánto tiempo llevan los componentes en el mercado y qué actualizaciones hay disponibles

2       Planificación de recursos
Analizar el mejor uso de los recursos para su negocio

3       Análisis básico de riesgos
Analizar qué probabilidad tienen sus piezas de romperse y evaluar el estado del equipo

4       Riesgo de obsolescencia
Llevar una lista de todas las piezas obsoletas de su sistema y estar pendiente de las notificaciones de último aviso para comprar

5       Planificación de proveedores
Comprobar que está en contacto con un proveedor de confianza

6       Crear una base de datos
Organizar sus notas, registros y análisis en un mismo formato

7       Revisar y actualizar
Las comprobaciones y actualizaciones diarias minimizarán el riesgo de sorpresas desagradables 

 

Desde informes escolares hasta análisis anuales de rendimiento, a menudo se piensa que es mejor analizar el éxito una vez al año. A menudo, es más efectivo analizar el éxito como si fuese una tarea continuada, especialmente en lo que se refiere a la gestión de la obsolescencia.

Muchos fabricantes están preocupados por la obsolescencia. Debido a los cambios tecnológicos y de mercado, las nuevas regulaciones y la obsolescencia planificada, los productos, el equipo, las capacidades y el software están destinados a quedarse obsoletos. El desarrollo de productos más inteligentes, nuevos materiales e innovaciones en electrónica está acelerando este proceso.

Conforme a la norma BS EN 62402:2007, la «Obsolescencia no se puede ni se debe evitar, pero una planificación previsora y meticulosa puede minimizar sus efectos y sus elevados costes potenciales». Y hay costes elevados. Si es necesario rediseñar o actualizar un sistema, la compañía requerirá hardware, servicios profesionales y pruebas. Esto es imposible de sostener, especialmente si varios componentes se vuelven obsoletos durante la vida útil de un sistema. Además, puede conducir a la reducción de periodos de inactividad prolongados.

La gestión de la obsolescencia es esencial en cada paso del ciclo de vida de un sistema.

Hacerlo evitará de manera preventiva y proactiva los periodos de inactividad en la producción y las actualizaciones costosas. Una estrategia exitosa de la gestión de la obsolescencia es un compromiso continuo, desde el diseño hasta el final de la vida útil, para garantizar que su negocio siempre tiene una solución lista.

Partes de un todo

Desarrollar una estrategia de gestión de la obsolescencia es un arte complejo. No obstante, combinando dedicación, planificación y conocimiento del ciclo de vida de un producto, una empresa puede protegerse de los costes y daños a la reputación. La estrategia consistirá en identificar los riesgos, prioridades y acciones estratégicas, reactivas y proactivas, de planificación, en caso que que algo se vuelva obsoleto. Cuando un componente crítico se acerca al final de su vida útil, el fabricante debe adaptar su proceso o cadena de suministro.

Estar actualizado

Si su negocio ha crecido o se ha ampliado a nuevos mercados, podría impactar en la manera en la que gestiona la obsolescencia. Hay muchas maneras de gestionar la obsolescencia, desde una simple hoja de cálculo hasta un sistema de gestión de mantenimiento informatizado. Puede realizarse internamente por un gestor de obsolescencia o contratarse a un tercero, en función de cuál sea el mejor uso de los recursos para un negocio. Recuerde revisar su enfoque según su negocio crezca y cambie, quizá descubra que hay un método mejor para adaptarse a los nuevos procesos.

Al revisar su estrategia de gestión de la obsolescencia, debería tener en cuenta los cambios que se producen en la planta. Puede realizar una auditoría, analizar la maquinaria, su antigüedad y el tiempo que lleva en el mercado para ver si algo está obsoleto o si algún software requiere actualización. Por ejemplo, al adquirir una nueva pieza de maquinaria, es importante recordar que es habitual que un sistema sobreviva a sus componentes. Si un componente se rompiera, ¿cómo impactaría en el sistema y en sus otros procesos empresariales?

Puede resultar complicado controlar las notificaciones de fin de vida útil, pero tener en cuenta la obsolescencia desde el momento en el que se instala el equipo puede suponer una gran diferencia más adelante. Actualice continuamente su lista de todas las piezas obsoletas y las que están a punto de quedarse obsoletas para hacerse una idea de aquellas que costará conseguir.

Una vez que haya auditado el nuevo equipo de su instalación, puede actualizar su evaluación de riesgos para determinar si las aplicaciones son críticas para su negocio o tienen un alto riesgo de quedarse obsoletas y averiarse. Las piezas con riesgo de averiarse son las que debería añadir en su régimen de mantenimiento preventivo.

Las empresas deben sopesar si quieren acumular piezas de repuesto, lo que podría ser costoso y requiere espacio de almacenamiento, o planificar con qué rapidez accederían a una pieza cuando fuera necesario.

Ambas opciones requieren una relación con un proveedor de equipos obsoletos, pero el segundo enfoque implica más atención a la hora de elegir con cuál porque la entrega debe ser rápida. Debería evaluar regularmente los registros de proveedores para asegurarse de que tienen acceso a piezas difíciles de proporcionar, que cumplen con los plazos de entrega necesarios y que están pendientes de las falsificaciones.

Al contrario que sus antiguos informes escolares, la gestión de la obsolescencia no es un proceso anual, sino que hay que programar más de un informe al año para evitar periodos de inactividad. Es importante reflexionar y analizar el éxito de su estrategia diariamente, especialmente cuando se instalan equipos nuevos o se introducen nuevos procesos. Cuanto más tiempo dedique a la gestión de la obsolescencia, menor riesgo tendrá de que le pille desprevenido.

Revista.

[{ "site.code": "es", "general.cookie_message": "Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web.", "general.cookie_learnmore": "Más información", "general.cookie_dismiss": "¡Lo tengo!" }]