tecnologia

agosto 20, 2019

4 min de lectura

¿Sustitución, refabricación o reparación?

¿Sustitución, refabricación o reparación?

Si le preguntan sobre las tres R en el cuidado del medio ambiente, posiblemente responderá reducir, reutilizar, reciclar. En aquellas plantas de producción luchando por un funcionamiento asequible y sostenible, nos vienen a la mente otras tres palabras.

Desde la primera revolución industrial, el sector industrial ha estado dominado por un modelo de negocio lineal basado en el paradigma de “coger, fabricar, usar y tirar”. Sin embargo, las deficiencias de una economía lineal han quedado patentes en los últimos años, a la vez que los recursos naturales se agotan y los precios de las materias primas aumentan. En consecuencia, muchos aclaman las ventajas económicas y medioambientales de un modelo regenerador en el que los componentes se utilizan muchas veces.

Cuando un equipo se rompe, resulta frustrante, incómodo y no siempre es fácil solucionarlo. El fabricante se enfrenta a la decisión de qué hacer en ese momento, sustituirlo por un componente nuevo, repararlo o refabricarlo. La sustitución por otro componente puede parecer el modo más fácil de solucionar el problema, pero no siempre es la opción más económica. Por el contrario, aprovechar la economía circular optando por una pieza reparada o refabricada puede ser un modo eficaz de minimizar el tiempo de inactividad y cuidar el medio ambiente.

Encontrar el enfoque adecuado

¿Qué deberían tener en cuenta los fabricantes cuando la maquinaria se avería? El primer factor que tener en cuenta es la garantía, que puede llegar a cubrir la mayor parte de los gastos de mantenimiento de la maquinaria, especialmente durante su primer año de vida. Para los problemas surgidos después del primer año, los ingenieros de mantenimiento generalmente utilizan la regla del 50/50, que indica que tiene sentido reparar la maquinaria cuando la suma del coste de piezas de repuesto y de mano de obra no excede la mitad del valor original de la máquina. No obstante, los defensores del modelo de negocio circular no apoyan esta teoría, ya que comentan que siempre vale la pena refabricar o reparar el componente, a menos que el coste de la reparación supere el precio de compra de una máquina nueva. Los partidarios de la economía circular también argumentan que es incorrecto asumir que la maquinaria se avería con más frecuencia simplemente porque es vieja.

Aparte de las condiciones de la garantía y el coste de refabricación o reparación, hay otros factores que tener en cuenta. El primero es el campo en el que funciona la máquina, porque hay sectores, como la industria biomédica, donde la regulación obliga a los fabricantes a sustituir la maquinaria con regularidad, de modo que no es factible reacondicionar ni repararla.

Por último, uno de los aspectos más importantes que tener en cuenta es si  la máquina necesaria todavía la sigue produciendo el fabricante del equipo original (OEM) o si ya ha quedado obsoleta. En este caso, puede confiar en EU Automation para suministrarle un repuesto, una solución rápida y práctica. EU Automation también suministra piezas nuevas y reacondicionadas, para ayudarle a mantener su línea de producción en funcionamiento cuando se haya producido una avería.

Artículos relacionados

[{ "site.code": "es", "general.cookie_message": "Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web.", "general.cookie_learnmore": "Más información", "general.cookie_dismiss": "¡Lo tengo!" }]