tecnologia

abril 13, 2022

6 min de lectura

Modernizar los procesos mediante una digitalización innovadora.
Modernizar los procesos mediante una digitalización innovadora.

Cómo los pequeños fabricantes pueden implementar las tecnologías digitales

La Industria 4.0, o la cuarta revolución industrial, es conocida por fomentar el uso de más aplicaciones de automatización y tecnología digital. Dado que varios informes del Gobierno británico elaborados en 2017 indican que una mayor digitalización podría añadir 455 000 millones de libras esterlinas a la economía interna, no es de extrañar que las empresas estén intentando implementar estos cambios. Sin embargo, debido al gran coste inicial de crear una fábrica inteligente, muchos pequeños fabricantes no pueden seguir el ritmo de sus homólogos de mayor tamaño.

La digitalización industrial ofrece grandes ventajas a los fabricantes: no solo podría aumentar los beneficios de una empresa, sino también mejorar la productividad en un 25 %. Sin embargo, el coste, el riesgo, la complejidad y la falta de las correspondientes competencias digitales hacen que a los fabricantes más pequeños les resulte difícil implementar este cambio revolucionario. Entonces, ¿cómo pueden las pequeñas empresas de fabricación mantenerse a la altura de la competencia? 

Muchas empresas han sufrido la presión de la pandemia de COVID-19 y la consiguiente inestabilidad económica durante los últimos dos años. En este periodo, ha quedado claro que aquellas que pueden adaptarse y responder rápidamente a las eventualidades son las que cuentan con herramientas y procesos flexibles a los cambios. Pues bien, las herramientas digitales ofrecen esa flexibilidad.

Hay muchos consejos sobre las maneras en que los pequeños fabricantes pueden superar estos obstáculos, como empezar poco a poco y centrarse en los pequeños cambios que la empresa puede hacer en lugar de hacerlo en proyectos grandes, caros y arduos que pueden tardar años en generar beneficios. Por ejemplo, las empresas pueden comprar cobots de bajo coste como el brazo cobot de seis ejes de Automata, que tiene un precio de 5000 £, o pueden readaptar sensores en equipos antiguos para mantener los costes bajos. La implementación de muchos cambios digitales pequeños puede tener el mismo efecto que un gran cambio, pero sin las dificultades añadidas que conllevan los proyectos de mayor envergadura, como problemas de integración, formación adicional y más mantenimiento.

Otra opción que tienen las empresas para atenuar las dificultades de la digitalización consiste en capacitar a sus empleados. El antiguo estilo de gestión de mando y control ha quedado obsoleto. En cambio, las empresas prósperas utilizan enfoques híbridos descendentes y ascendentes. Esto significa que, en lugar de ascender en la cadena de mando para resolver problemas, las empresas están capacitando a los trabajadores más cercanos al problema en cuestión para que creen una solución y piensen en nuevas ideas que sean acordes con la misión general establecida por la dirección. Esto puede ayudar a aumentar la moral y la productividad, así como a reducir la presión sobre los gerentes.

La solución con un presupuesto ajustado

Estos consejos no son la única solución que tienen los fabricantes para implementar la digitalización. El profesor Duncan McFarlane, de la Universidad de Cambridge, fundó un programa en el Institute for Manufacturing de Cambridge destinado a proporcionar a las pequeñas empresas formación sobre tecnologías digitales aplicables a la fabricación. McFarlane ha denominado a este programa «Digital Manufacturing on a Shoestring» (fabricación digital con un presupuesto ajustado). 

El programa se considera un enfoque de poco riesgo y bajo coste dirigido a adoptar soluciones digitales. Para crearlo, el equipo de McFarlane analizó y clasificó las tecnologías de bajo coste a fin de organizarlas en un conjunto de 59 áreas de soluciones digitales que se pueden reutilizar, adaptar y combinar. 

Algunas de las soluciones de este programa incluyen microordenadores de uso general, como el Raspberry Pi, y sensores de bajo coste. Estas alternativas de bajo coste se pueden introducir en una carcasa que soporte el uso en ámbitos industriales y las proteja del entorno de la fábrica de una forma más barata. Gracias a este programa, catorce socios del sector han iniciado o completado con éxito un proyecto piloto con una solución «Shoestring» y sus opiniones al respecto son sumamente positivas. 

La implementación de la digitalización industrial por parte de las pequeñas empresas puede resultar difícil, pero no es imposible. Con consejos útiles y la existencia de alternativas de bajo coste, es hora de que todas las empresas de fabricación entren en la Industria 4.0.

Para estar al día de las últimas noticias que afectan al sector de la fabricación, visite el Centro de conocimiento de EU Automation.

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "es", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]