Cómo está enfocando Europa la Industria 4.0

Cómo está enfocando Europa la Industria 4.0

Desde sus inicios, la Industria 4.0 se ha convertido en un objetivo para las naciones industriales de todo el mundo. Cada país ha implantado una política de digitalización distinta en lo que respecta a la financiación, el diseño y la implementación.

Con el fin de convertirse en líderes de la Industria 4.0, los Gobiernos están introduciendo iniciativas que impulsen a sus países. Muchos Gobiernos europeos han hecho de la digitalización una de sus principales prioridades, invirtiendo considerablemente en políticas encaminadas a acrecentar su competitividad internacional, mejorar las cualificaciones de su mano de obra y aumentar la productividad. Programas como Made in China 2025 y America Makes 2021 tienen por objeto acelerar la innovación tanto de grandes empresas como de pequeñas y medianas empresas (pymes).

En Europa, las políticas nacionales comparten objetivos similares, aunque se perciben contrastes en cuanto a la forma en que los Gobiernos se plantean materializarlas. Además de las iniciativas de la Comisión Europea, muchos países europeos han desarrollado sus propias estrategias para la Industria 4.0 con el fin de afrontar los problemas específicos de cada lugar. Por ejemplo, Italia ha creado la Agrupación de Fábricas Inteligentes Italianas, que aborda los retos socioeconómicos del país.

La iniciativa de cada país aporta un enfoque personalizado sobre cómo se puede digitalizar la industria.

Plattform Industrie 4.0

Alemania es un líder de la Industria 4.0, algo que no sorprende dado que su Gobierno contribuyó a acuñar el término en 2012. El país está centrado en incrementar la digitalización y la conectividad, mejorando las cadenas de valor, apoyando la investigación y creando una red y estandarización industriales. Una adopción eficaz de las tecnologías digitales y su uso podría añadir 82 000 millones de euros al PIB de Alemania.

El Ministerio Federal de Educación e Investigación (BMBF) y el Ministerio Federal de Asuntos Económicos y Energía (BMWi) han financiado el programa alemán de la Industria 4.0 con 200 millones de euros. Esta financiación se complementa con contribuciones industriales de apoyo económico y en especie, lo que demuestra hasta qué punto se toman en serio la Industria 4.0 tanto el sector industrial como el Gobierno.

En 2016, en CEBIT, el ministro alemán de Asuntos Económicos y Energía, Sigmar Gabriel, expuso un programa de diez puntos para Alemania: la estrategia digital 2025. Un año más tarde, el sector alemán de las TIC ha demostrado un impresionante crecimiento tanto actual como previsto. Parte de esta estrategia implicaba crear una Agencia Digital nacional para apoyar al Gobierno.

Gran Bretaña es otra de las naciones decidida a beneficiarse de la Industria 4.0, ya que el sector de la fabricación podría desbloquear 455 000 millones de libras esterlinas la próxima década

Gran Bretaña es otra de las naciones decidida a beneficiarse de la Industria 4.0, ya que el sector de la fabricación podría desbloquear 455 000 millones de libras esterlinas la próxima década, según el informe Made Smarter, encargado por el Gobierno británico.

La política industrial del Reino Unido supuso una inversión de 725 millones de libras esterlinas destinada a promover la innovación. Este país también está invirtiendo en un nuevo sistema de educación técnica y un programa nacional de reorientación con el fin de mejorar las habilidades.

El Reino Unido ha puesto en marcha siete centros de tecnología e innovación: el High Value Manufacturing Catapult (HVMC). Los centros colaboran con empresas de todo el Reino Unido con el fin de acelerar el concepto tecnológico y la comercialización, ofreciendo un entorno con acceso a equipos y experiencia.

Innovate UK, la agencia de innovación del país, ha invertido, en un margen de tres años, más de 200 millones de libras esterlinas en tecnologías digitales transformadoras como la fabricación aditiva, la robótica, el análisis de datos y la inteligencia artificial (IA).

Produktion 2030 de Suecia

En 2018, la revista Forbes designó a Suecia como el mejor país del planeta para hacer negocios. El Índice de Competitividad Global Sostenible calificó a la nación como la más competitiva del mundo.

El sector industrial y el sector de servicios industriales representan el 77 % del total de exportaciones, casi la mitad del PIB de Suecia.

El sector industrial es responsable en gran medida de impulsar y financiar Produktion 2030, la iniciativa sueca para la Industria 4.0, aunque Vinnova, la Agencia Gubernamental Sueca para Sistemas de Innovación, ofreció 25 millones de euros durante el periodo comprendido entre 2013 y 2018. El programa financió más de 30 proyectos, colaboró con más de 150 empresas y creó un centro académico para realizar doctorados.

Suecia se enfrenta a una serie de desafíos diferente a la de otras naciones, ya que su mano de obra industrial tiene la media de edad más alta de Europa.  Por eso se está centrando en la reconversión del personal existente a fin de garantizar que el país esté preparado para la Industria 4.0. Produktion 2030 hace gran hincapié en una formación que proporcione habilidades que cubran las necesidades de la industria.

Las iniciativas de la Industria 4.0 se centran en crear una comunidad tecnológica cualificada para mejorar el desarrollo y asimilación de nuevas habilidades. A escala global, los países pueden aprender unos de otros, a medida que cada uno abre su propio camino hacia la Industria 4.0.

Revista.

[{ "site.code": "cl", "general.cookie_message": "Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web.", "general.cookie_learnmore": "Más información", "general.cookie_dismiss": "¡Lo tengo!" }]