Saltar al contenido

¿Es la fabricación aditiva la respuesta a la obsolescencia?

La fabricación aditiva (FA) es una tecnología concebida para producir componentes mediante diversas técnicas de impresión en 3D. El material del componente se encuentra inicialmente en forma de polvo, que después se disuelve con una capa sobre capa por láser para crear la forma deseada, añadiendo material en lugar de retirarlo, como ocurre en la fabricación sustractiva tradicional. Con este método, existe la posibilidad de imprimir en 3D cualquier pieza, en cualquier forma y usando una amplia variedad de materiales, desde aleaciones de metales innovadoras hasta plásticos, cemento y, ahora, incluso diamante.

Los ingenieros de materiales ya están estudiando el potencial de la fabricación aditiva para gestionar ciertos aspectos de la obsolescencia y para determinar si es posible simplemente imprimir en 3D piezas que han dejado de estar disponibles. Por ejemplo, hay varias autoridades nacionales, como los Gobiernos de los EE. UU. y Suiza, que ya han creado programas de investigación para analizar las aplicaciones de esta innovadora técnica de producción y abordar la obsolescencia en el ámbito militar.

Aunque son muchos los que pronostican que la fabricación aditiva podría resolver posiblemente el problema de abastecerse de piezas de repuesto obsoletas, sigue habiendo importantes cuestiones técnicas y burocráticas a las que esta tecnología no es capaz de responder.

En primer lugar, puede que resulte complicado adoptar piezas recién fabricadas en sectores sumamente regulados, como puede ser el de defensa o el farmacéutico, donde escoger las normativas puede llevar años. Por ejemplo, no está claro qué normativas deberían cumplir estos componentes para garantizar que sean seguros para usarse en estos campos. Otro posible problema es que, en este momento, no existen leyes que determinen los derechos de propiedad intelectual de los componentes fabricados de forma aditiva.

Desde un punto de vista estrictamente técnico, la principal limitación de la fabricación aditiva es que, aunque esta tecnología podría contribuir a gestionar la obsolescencia de componentes mecánicos, no está claro si ayudaría con otros tipos de obsolescencia, como puede ser la de la electrónica. Como tales, las soluciones que únicamente resuelven un aspecto de la obsolescencia solo son beneficiosas en parte. Tanto los componentes electrónicos como los componentes mecánicos, pasando por los materiales, el software y las competencias, pueden estar expuestos a la obsolescencia.

marzo 11, 2020

Si quieres saber cómo puede ayudar EU Automation a hacer que tus plantas de fabricación funcionen en una industria en constante evolución, ponte en contacto hoy mismo con un miembro de nuestro equipo.

+54 11 5173-7428
[email protected]

Mejores fabricantes

Volver arriba
[{ "site.code": "ar", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]