tecnología

julio 29, 2019

6 min de lectura

Tecnologías listas para usar: «plug & play»

Tecnologías listas para usar: «plug & play»

Cuando busca comprar un reloj nuevo, ¿prefiere una esfera clásica o un smartwatch con lo último en tecnología? Sony ha desarrollado la pulsera para reloj Wena para que los usuarios no tengan que elegir entre una u otra opción. Del mismo modo, los fabricantes ya no tienen que decidirse entre los procesos tradicionales y las nuevas tecnologías.

Además de incluir una esfera clásica, la pulsera para reloj Wena incluye una pantalla OLED en el cierre en la que el usuario puede leer mensajes. Tanto las empresas industriales como las de productos de consumo buscan nuevas maneras de aumentar la eficiencia y seguir siendo competitivas en sus respectivos mercados. En el ámbito de la fabricación, las empresas se centran principalmente en la adopción de nuevas tecnologías que influyan positivamente en la producción.

Los fabricantes son conscientes de la importancia que tiene adoptar nuevas tecnologías, si bien esto no siempre resulta práctico. Las nuevas tecnologías requieren una importante inversión económica que, en ocasiones, no está al alcance de los fabricantes más pequeños. Incluso en los casos en que las empresas se pueden permitir adoptar una determinada tecnología, no hay garantías de que sus empleados cuenten con las competencias necesarias para utilizarlas de manera eficiente.

A pesar de su coste, los fabricantes deben abordar ahora la demanda de nuevas tecnologías para seguir siendo competitivos y evitar que la falta de innovación repercuta negativamente en su futuro. Con independencia de su tamaño, todos los fabricantes deben plantearse cómo introducir el grado de automatización correcto en sus instalaciones, sin tener que reacondicionar por completo sus sistemas.

Beneficios

Los dispositivos «plug & play» pueden ayudar a los fabricantes a aumentar la productividad de sus líneas de ensamblaje actuales sin el coste de sustituir sus sistemas al completo. Estos dispositivos están listos para su uso, por lo que se añaden a la línea de producción y comienzan a funcionar en la línea de manera inmediata sin necesidad de configurarlos o probarlos.

El uso de la tecnología «plug & play» puede simplificar la manera en que los fabricantes realizan el mantenimiento de sus líneas de producción. Los tiempos de inactividad imprevistos pueden resultar costosos para los fabricantes, especialmente cuando las máquinas requieren su reparación por parte de un técnico de mantenimiento especializado. Al invertir en dispositivos «plug & play», basta con que los fabricantes desenchufen y cambian la máquina sin tener que abonar los costes incurridos por el uso de un técnico externo.

Estos dispositivos resultan fáciles de instalar y retirar de la línea de producción para que los fabricantes puedan adaptarla rápidamente en el caso de ser necesario. Por ejemplo, si los fabricantes desean fabricar un lote pequeño de productos exclusivos para un cliente, pueden adaptar la línea y empezar a producir un producto totalmente nuevo sin apenas tiempo de inactividad.

Tareas

Los fabricantes pueden invertir en tecnologías «plug & play» destinadas a diversas tareas dentro de sus instalaciones. Los robots colaborativos son más pequeños y ligeros que los robots industriales tradicionales y normalmente incorporan todo lo que necesitan para funcionar. De este modo, los fabricantes solo tienen que añadirlos a la línea de producción, proporcionarles instrucciones y ponerlos a trabajar.

Los ingenieros también pueden utilizar dispositivos «plug & play» en aplicaciones de almacenamiento. El fabricante de productos ponibles ProGlove lanzó el escáner de manos libres MARK, que elimina la necesidad de llevar en la mano escáneres portátiles en las fábricas. Este escáner, que va incorporado en el operario, se conecta con una tableta y comparte rápidamente los datos de los códigos de barras, aumentando así la precisión y la eficiencia.

Las empresas también están introduciendo tecnologías «plug & play» que pueden mejorar las actividades de mantenimiento. Los ingenieros pueden instalar el kit de Internet industrial de las cosas (IIoT) MICA de Bosch y Harting en cualquier máquina para mejorar el control de su estado. Se puede readaptar a dispositivos heredados para controlar inmediatamente sus estados, notificando al técnico de mantenimiento de cualquier posible problema. Posteriormente, los técnicos pueden ponerse en contacto con su proveedor de piezas de automatización para sustituir el equipo antes de que se produzcan tiempos de inactividad.

No siempre hay que comprar la versión más reciente de un producto para contar con la tecnología más útil e inteligente. Tanto si se trata de un reloj de pulsera como de un robot industrial, puede invertir en dispositivos «plug & play» para disfrutar de las mismas ventajas que ofrece la tecnología más reciente, pero sin el coste de sustituir el sistema al completo.

Artículos relacionados

[{ "site.code": "ar", "general.cookie_message": "Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web.", "general.cookie_learnmore": "Más información", "general.cookie_dismiss": "¡Lo tengo!" }]