tecnología

abril 21, 2020

3 min de lectura

implementación de una estrategia de gestión de la obsolescencia
implementación de una estrategia de gestión de la obsolescencia

Los tres pasos para obtener una estrategia eficaz de gestión de la obsolescencia

Según los resultados de un estudio del ARC Advisory Group, el 90 % de los fabricantes utiliza sus equipos de automatización más allá de su fecha de obsolescencia, pero solo el 58 % de ellos ha establecido un plan formal para controlar y eventualmente prolongar su ciclo de vida útil. 

Las empresas que utilizan equipos antiguos sin un plan para gestionar los problemas habituales de su «tercera edad» se enfrentan inevitablemente a diferentes riesgos, siendo el más frecuente la aparición de costosos y prolongados tiempos de inactividad. Otra preocupación habitual, especialmente en sectores como el de defensa, el de seguridad y el farmacéutico, es la necesidad de cumplir con un número cada vez mayor de normas medioambientales y de seguridad, lo que puede hacer que las máquinas de mayor antigüedad corran el riesgo de no cumplir las normativas. 

Mediante el diseño e implementación de una estrategia de gestión de la obsolescencia, los fabricantes pueden estar preparados para afrontar cualquier problema que pueda surgir, garantizando de este modo un aprovechamiento máximo de sus equipos y la reducción de sus costes. No obstante, debido al elevado número de equipos presentes en una planta, puede ser difícil saber por dónde empezar. En este caso, ¿a qué debería prestar atención a la hora de diseñar su estrategia de gestión de la obsolescencia? 

El primer paso es definir sus objetivos. Debe conocer el resultado final de su estrategia de gestión de la obsolescencia y evaluar el riesgo de obsolescencia mediante la identificación de los componentes que requieran una atención más urgente. ¿Cuántos años tienen? ¿Muestran signos evidentes de daños? ¿Alguno de estos componentes ya está obsoleto? ¿Hay actualizaciones de software disponibles? Estas son algunas de las preguntas que debe responder en la primera fase. 

El segundo paso es la investigación. Obtenga información específica acerca del ciclo de vida útil de los equipos a través del sitio web del fabricante y de cualquier notificación que haya recibido, y solicite información acerca de la disponibilidad de las piezas de repuesto. Cree una lista de piezas que ya estén obsoletas o que puedan estarlo pronto y considere la opción de adquirir repuestos para estos componentes de alto riesgo.

Por último, organice todos estos conocimientos recién adquiridos en un formato de acceso sencillo. Puede tratarse de una sencilla hoja de cálculo en la que aparezcan destacados los motivos de preocupación y las recomendaciones para estos casos. En caso de emergencia, contar con un acceso sencillo a esta información le permitirá evitar costosos periodos de inactividad. Recuerde que debe mantener su hoja de cálculo actualizada, ya que la gestión de la obsolescencia es un proceso continuo. 

La gestión de la obsolescencia es una tarea que requiere dedicación exclusiva y la planificación anticipada es el mejor modo de asegurarse de que sus equipos antiguos sigan funcionando el mayor tiempo posible.

Artículos relacionados

Volver arriba
Volver arriba
Cerrar
Suscríbete a nuestra lista de correoRecibe actualizaciones periódicas

Únete a más de 250 000 personas e inscríbete hoy mismo en nuestra lista de correo.

Subscripción
[{ "site.code": "ar", "general.cookie_message": "Usamos cookies para garantizar que nuestra página web funcione correctamente y de forma segura. Al hacer clic en aceptar todas las cookies, nos permites ofrecerte la mejor experiencia posible.", "general.cookie_privacy": "EU Automation usa cookies", "general.cookie_policy": "Política de cookies", "general.cookie_dismiss": "Aceptar todas las cookies" }]